¿A QUE SE REFIEREN CON MANTENIMIENTO EN LA NUBE?

Un sistema EAM o CMMS es una de las aplicaciones de software más importantes que utilizan los departamentos de mantenimiento. Las necesidades de mantenimiento han cambiado y, como resultado, la tecnología ha avanzado para satisfacer estas necesidades. Esto significa que las consideraciones requeridas al elegir si alojar sus soluciones de software en sus propios servidores o en la nube han cambiado drásticamente en comparación con hace unos años.

Los modelos basados en la nube han penetrado en todos los sectores de la economía, incluido el mantenimiento. En lugar de utilizar los servidores propios, las organizaciones de mantenimiento están gravitando hacia el acceso a sus servicios informáticos en la nube.

¿Cuál es la diferencia entre On-Premise y la nube?

On-Premise: Tenemos alojados los datos y sistemas on-premise significa que la empresa se encarga de mantener la infraestructura que almacena sus datos. Esto requiere que la organización tenga su propio personal de IT responsable de administrar todo el trabajo dedicado a mantener los servidores.

En la Nube: El alojamiento de datos en la nube significa que los datos de su organización están alojados en un servidor externo, a menudo mantenido por un proveedor. Esto significa que el trabajo de IT se subcontrata con el proveedor y se puede acceder a los datos en tiempo real a través de una conexión a Internet.

¿Por qué las organizaciones se cambian a la nube?

La reducción de los márgenes y la disminución de los gastos de capital han resultado en la necesidad de las organizaciones de operar sus activos con mayor eficiencia, tiempo de actividad y efectividad. A los equipos de mantenimiento se les pide constantemente que hagan más con menos. Como resultado, están buscando formas de optimizar el ahorro de costes mientras mantienen una alta eficiencia y rendimiento de los activos.

Los departamentos de mantenimiento están empezando a alojar sus datos y sistemas en la nube debido a los beneficios potenciales que incluyen mayor capacidad, escalabilidad y rendimiento. La nube ofrece una oportunidad única para que los equipos de mantenimiento satisfagan sus demandas de producción y tiempo productivo sin sacrificar la calidad del trabajo, la capacidad de cumplir con los PM, y más.

Beneficios de mover los sistemas de mantenimiento a la nube

La nube ofrece una gran magnitud de beneficios que incluyen:

Tiempo de implementación – En general, los desarrollos en la nube se pueden implementar más rápidamente que las soluciones locales (on-premise) porque los requisitos y las complejidades de IT se minimizan. Esto significa que los equipos de mantenimiento pueden estar en funcionamiento con el nuevo software más rápidamente y pueden comenzar a optimizar sus procesos de mantenimiento antes que si recurrieran a una solución local (on-premise).

Ahorro de recursos de IT – Cuando los departamentos de mantenimiento eligen alojar sus sistemas en la nube, evitan la necesidad de emplear tantos recursos de IT como servidores adicionales. Esto hace que se ahorren problemas ya que se libran de las complejidades de otra implementación de software, al tiempo que ahorra dinero del hardware potencialmente necesario.

Flexibilidad – Una característica clave de los servicios en la nube es la capacidad de optimizar el uso de los recursos informáticos, asignando más capacidad de almacenamiento y procesamiento según sea necesario. Esto significa que los equipos de mantenimiento tendrán acceso instantáneo a los datos  más importantes para saber como se encuentran los activos , incluso durante las horas punta.

Escalabilidad – Los servicios en la nube son más fáciles y más rentables de escalar cuando sea necesario. Esto es clave no solo para administrar la gran cantidad de datos necesarios para monitorizar la salud de los activos sino también para almacenar la cantidad continuamente creciente de datos de mantenimiento de los sensores y sistemas de información comercial.

Capacidad – La nube proporciona los medios para almacenar grandes volúmenes de datos. Esto es esencial para los departamentos de mantenimiento dados los conjuntos de datos masivos necesarios para administrar los activos como parte del proceso de mantenimiento. Esto incluye datos históricos y actuales

Accesibilidad–Se puede decir que la accesibilidad es el beneficio más importante de los servicios en la nube para los equipos de mantenimiento. Cuando los sistemas de mantenimiento se alojan en la nube, los equipos de mantenimiento tienen acceso a sus sistemas y a los datos desde cualquier lugar. Ya no necesitan estar conectados a la red para acceder a información crítica. Esto impacta positivamente la forma en que se programan, implementan y actúan los servicios de mantenimiento.

La nube ofrece un método revolucionario para que los equipos de mantenimiento completen sus trabajos y administren sus activos. Abre nuevas oportunidades para mejoras que anteriormente no estaban disponibles con soluciones on-premise.

Para obtener más información sobre cómo VIZIYA puede ayudar a su equipo a realizar la transición a la nube o sobre cómo las soluciones de VIZIYA son compatibles con la nube, solicite una demo ahora.