MANTENIMIENTO EN LA NUBE: 5 FACTORES A CONSIDERAR ANTES DE EMPEZAR

La nube tiene sus propias ventajas y desventajas cuando se trata de mantenimiento

Los Beneficios del mantenimiento en la Nube

Una implementación exitosa en la nube tiene beneficios innegables para los departamentos de mantenimiento. Factores como las actualizaciones en tiempo real y la relativa facilidad de escalabilidad son ventajas obvias. Implementado adecuadamente, mover sus actividades de mantenimiento a la nube también puede ayudar a su organización a mantener una “fuente única de verdad”. En otras palabras, ayudará a garantizar que todos tengan la misma información y eliminen los conflictos de datos.

Tener en la nube nuestra herramienta de mantenimiento requiere de una planificación cuidadosa. Responda a estas cinco preguntas que le hace VIZIYA antes de comenzar y de esta manera se ayudará a construir su hoja de ruta para el éxito.

Cuando se hace correctamente, una implementación en la nube también puede ayudar a los planificadores, programadores y técnicos a ser más flexibles en sus enfoques de mantenimiento y confiabilidad.

Obtener los mayores beneficios de tener nuestros sistemas de mantenimiento en la nube depende de que la implementación se realice con éxito. Uno de los factores más importantes para recordar es que migrar a la nube no es solo una decisión sobre la tecnología. La migración a la nube es mucho más complicada que simplemente tomar su software local actual y reproducirlo en un servidor alojado.

Los impactos van más allá de aquellos involucrados en la mayoría de las decisiones de compra de tecnología. Implementar el mantenimiento en “la nube” debe considerarse ante todo como una decisión comercial. Esto se debe a que la nube tiene el potencial de cambiar la forma en que se realiza el mantenimiento, desde la planificación de las decisiones hasta el cierre.

La planificación fue clave para el éxito de este proyecto en The Wonderful Company. Esta no es un área donde simplemente puedes improvisar y esperar lo mejor. Es más probable que se logre el éxito si se asegura de borrar estos cinco elementos de su lista de tareas antes de comenzar

1. Determina tus objetivos

La transición exitosa a la nube requiere que se sepa exactamente lo que desea lograr. Como lo expresó el autor Bill Copeland: “El problema de no tener un objetivo es que puedes pasar tu vida corriendo por el campo y nunca anotar”.

Sea tan específico y concreto como sea posible cuando establezca sus objetivos. Evite las declaraciones de objetivos abiertos como “ahorrará dinero” o “las órdenes de trabajo se actualizarán más rápido”. Profundice y determine un intervalo de cuánto dinero se ahorrará en qué período. Intente cuantificar exactamente cuánto más rápido se actualizarán esas órdenes de trabajo.

La mejor manera de determinar los objetivos correctos es utilizar un proceso de descubrimiento formal que ilumine lo que cambiará cuando se migre a la nube. Hay muchas preguntas que se deben hacer antes de poder saber realmente cuáles son sus objetivos.

      • ¿Qué esperan cambiar?
      • ¿Por qué necesitan cambiar ese aspecto en particular?
      • ¿Qué ganará e, igual de importante, qué perderá?
      • ¿A quién afectará este cambio?

Debe responder a todas estas preguntas a fondo, pero averiguar quién sentirá los efectos es particularmente importante.

Migrar incluso una sola aplicación a la nube puede involucrar a más personas en su organización de lo que está claro a primera vista.

Finalmente, ¿qué cambios deberán realizarse para admitir la nueva nube para el entorno de mantenimiento? A riesgo de repetirnos, una implementación en la nube no es simplemente una versión alojada de su solución local. Puede requerir un soporte diferente.

Debe tener objetivos establecidos antes de buscar a un socio para la implementación. Asegúrese de apuntar alto. Es posible que tenga que modificar sus objetivos después de esa reunión, pero si no pide algo, probablemente no lo obtendrá. Hablé y pregunte.

2. Examine sus procesos

Una implementación en la nube es una oportunidad para mejorar sus procesos actuales al inculcar mejores prácticas, al tiempo que le brinda la oportunidad de optimizar sus procesos para una mayor eficiencia. Por ejemplo, la base de datos y la estandarización/taxonomías son críticas para una implementación exitosa en la nube. También son cruciales para lograr la facilidad de uso para los usuarios finales y para los análisis necesarios para tomar mejores decisiones comerciales. Esta es solo una forma en la que una implementación en la nube, puede ser una oportunidad para mejorar sus procesos.

Prepararse para una implementación de mantenimiento en la nube es un buen momento para ver cuáles de sus procesos están agregando el mayor valor para sus clientes. Pasar a una solución en la nube se trata de ayudarlo a usted y a su equipo, pero en última instancia se trata de agregar valor para los clientes de la empresa. Ver cómo mejorarán sus procesos es un componente necesario para alinear su implementación en la nube con la visión general de la empresa.

3. Mantenga a las personas en la mente

Incluso el proyecto mejor planificado puede fallar si no tiene la aceptación de las partes interesadas. El miedo, la incertidumbre y la duda siempre están al acecho en el fondo, listos para saltar.

El conocimiento tiende a eliminar el miedo e invariablemente elimina la incertidumbre y la duda. Las personas de su organización desean saber lo más posible sobre lo que viene y cómo van a tener que avanzar. ¿No lo harías?

Cuanto más conocimiento concreto pueda difundir, mejor. Puede sentirse tentado a decirles “no se preocupen, todo lo que cambie será una mejora”. Es fundamental evitar este tipo de mentalidad. Las personas se adaptan mal a los cambios que se les imponen, incluso si los cambios realmente son para mejor. El camino hacia la nube tendrá menos obstáculos si tiene la aceptación del personal.

Traiga a las personas clave al proceso lo antes posible y asegúrese de que entienden y creen en los beneficios. Esto los convertirá en campeones internos del proyecto de mantenimiento en la nube. Cuantas más personas en su organización tengan la información correcta, menos poder tendrá el miedo, la incertidumbre y la duda sobre ellos.

El entrenamiento temprano es una parte esencial de esto. Su fuerza laboral sabe lo que está haciendo ahora. No quieren llegar al trabajo un día para descubrir que deben recibir formación antes de poder hacer su trabajo. Los efectos sobre la moral serán catastróficos, por no mencionar los impactos negativos muy probables sobre la producción si el mantenimiento no es tan eficiente como lo era antes de la implementación. Puede evitar todo este problema asegurándose de que entiendan cómo usar la plataforma en la nube antes de que se implemente.

4. ¿Soluciones de nube privadas o públicas?

Una nube pública está abierta para cualquiera que pague la tarifa. Esto no significa, por supuesto, que sus datos estén literalmente abiertos. Un usuario aún necesitará un nombre de usuario y contraseña para acceder al software. Los ejemplos de nubes públicas incluyen Amazon Web Services y Dropbox.

Las nubes privadas son solo eso, privadas. Usted posee y controla los servidores de alojamiento y accede a ellos. Esto no siempre significa que esos servidores compartan la misma ubicación física con usted o incluso entre sí. Es más, una cuestión de propiedad.

Por lo general, cuanto más grande es una organización, más probabilidades tienen de elegir una nube privada. Esto es simplemente una cuestión de gastos. Una organización grande puede permitirse más fácilmente los altos costes iniciales de construir y alojar su propia nube.

Las nubes públicas tienen algunas desventajas obvias en comparación con las privadas. Por ejemplo, se puede otorgar acceso desde cualquier lugar. Eso puede ser una ventaja en ciertas situaciones y, de hecho, puede ser un requisito de cómo visualiza su nube para la implementación del mantenimiento.

Todos los datos que envía y recibe de una nube pública deben viajar a través de Internet público. Sin embargo, tienden a tener firewalls increíblemente buenos y la instalación física real también tiende a tener una excelente seguridad.

La estructura de costes suele ser mucho más simple que con las nubes privadas, ya que no es necesario realizar inversiones ni en hardware ni en seguridad. Estos se incluyen con el precio que se está pagando por el servicio.

Tómese un tiempo e investigue las leyes que rigen las transferencias de datos en su jurisdicción. Puede haber regulaciones que impidan que algunos tipos de datos se trasladen fuera de las instalaciones o se almacenen fuera de la jurisdicción donde se encuentra la operación. Esto tiende a aplicarse más a los datos personales, como registros médicos o informes de crédito, qué a los generados por su equipo de mantenimiento, pero es mejor asegurarse de cumplir con las leyes locales.

5. Documentar todo

Este es el último elemento de la lista, pero en realidad comienza antes de que el resto del proceso comience a funcionar. Mantenga una documentación clara para cada discusión que tenga sobre el tema, tanto interna como externa. No necesariamente necesita pasar esta información, pero estará allí si la necesita.

Determine qué tipos de documentación querrá tener a mano una vez que comience el proyecto. Como mínimo, incluya la visión general del proyecto, incluidos los plazos y las entregas.

Incluya un resumen de los elementos de esta lista, desde objetivos hasta decisiones de nube privadas versus públicas. Cada uno debe apoyar la visión general. Si no es así, revíselo hasta que encaje.

También deberá documentar todo el plan de implementación, incluidas todas las tareas, responsabilidades y fechas de entrega. Cuantos más detalles pueda incluir, más fácil será la implementación. Finalmente, debe tener un informe detallado y fácil de entender sobre cómo se verá su nueva solución de mantenimiento en la nube.

La migración a la nube es una gran empresa y la preparación es esencial. Asegúrese de prepararse para el éxito siguiendo la lista anterior y asegúrese de comunicarse regularmente con su consultor de implementación de VIZIYA. Para obtener más información sobre cómo VIZIYA puede ayudarlo en la transición de su operación de mantenimiento a la nube, visite viziyacloud.com.